se hace camino al andar

se hace camino al andar

04 febrero, 2019

Mundo capitalista cierra puertas a chavistas

Jesús Silva R.

En La Propuesta, mi programa de los lunes al mediodía por TVES (redifusión martes 6am) denunciaré con pruebas este horrendo apartheid contra venezolanos en el siglo XXI.

Quien sea chavista o tenga nexo con chavistas, tanto funcionario como ciudadano común, debe saber que se le cierran las puertas del mundo capitalista que mucho habla de valores democráticos pero que ha decidido aplicar un apartheid antichavista o discriminación ideológica contra todo aquel que sea catalogado como simpatizante de esta filosofía.

El imperialismo internacional (potencias capitalistas norteamericanas, euro occidentales y aliados) implementa esta práctica violatoria de derechos humanos buscando intimidar, asustar, chantajear y arrodillar a la base social del chavismo para que se aparte del proyecto socialista e incluso se convierta en opositor al mismo, a cambio de no perder su visa o cuidar la posibilidad de poder obtenerla, así como salvar su opción de viajar, hipotéticamente emigrar, hacer negocios legales en el extranjero o simplemente pasar vacaciones familiares.

Como dicha discriminación viola flagrantemente los derechos humanos, las embajadas injerencistas que lo aplican no asumen públicamente el apartheid antichavista pero lo disfrazan. Para tales fines, ya tienen un libro de excusas absurdas para "sancionar" a tales chavistas. Desde que el ciudadano quiere quedarse en el país a donde viaja (aunque demuestre arraigo a su país), que no tiene dinero suficiente para cubrir su estadía (aunque posea solvencia económica) o que por fotos o redes sociales sea etiquetado como colaborador o persona cercana a la "dictadura de Nicolás Maduro".

La ilegal discriminación se extiende a mujeres, niños, ancianos y cualquier familiar, pariente o socio del individuo sancionado, apartando cualquier noción de debido proceso, ética, convención internacional del niño, etc. Simplemente el imperialismo internacional se reserva su derecho de admisión.

Dicen los defensores de esta discriminación que la misma hará implosionar al movimiento chavista pues no todos sus integrantes pueden darse el lujo de que se le cierren las puertas del mundo, no todos son Maduro o Diosdado con una " vida asegurada" para quedarse encerrados en Venezuela, la mayoría desea que sus hijos tengan oportunidades fuera del país ante el mal momento económico venezolano y el futuro incierto de la Patria Bolivariana hoy bloqueada por el imperialismo internacional y amenazada con una invasión militar estadounidense.

Emplazo a gobiernos y embajadas injerencistas a quitarse la careta de los valores democráticos y manifestar frontalmente su apartheid antichavista, que asuman el costo político. Con este comportamiento ustedes no son amigos del pueblo venezolano Sepan que con amenazas y chantajes no se gana apoyo, sólo rechazo.

29 enero, 2019

Embargo petrolero de EEUU contra Venezuela viola DDHH



Jesús Silva R.

Millones de venezolanos podrían morir por falta de alimentos y medicinas que se comprarían con los 18 mil millones de dólares que el gobierno estadounidense le ha confiscado al país bolivariano con el objetivo de derrocar al Presidente Nicolás Maduro. Sin duda, el embargo petrolero de EEUU contra Venezuela viola derechos humanos. El 28 de enero de 2019, Washington anunció su ataque contra la empresa CITGO adscrita a PDVSA (Petróleos de Venezuela), por ahora son $7 mil millones en bienes y $11 mil millones en exportaciones los que le han sido arrancados ilegalmente al pueblo venezolano. Es vital advertir que la industria petrolera representa el 95% del ingreso económico nacional, por lo tanto las consecuencias del embargo son devastadoras.

El petróleo es de todo el Estado venezolano, jamás de una sóla persona; por lo tanto, cuando EEUU declara que pone el petróleo de Venezuela en manos Juan Guaidó, comete una grave violación de la Constitución Bolivariana, cuyo artículo 303 señala "Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, exceptuando las de las filiales, asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela, S.A".

Para que una acción como la estadounidense contra PDVSA tuviese apariencia de legalidad debió hacerse un proceso previo de juicio o arbitraje conforme al Derecho Internacional que fabricara alguna justificación jurídica, pero es evidente que en este caso EEUU aplica una medida económica unilateral violenta y desprecia la importancia de la ley, el debido proceso y los derechos humanos. Es delito de lesa humanidad confiscar recursos de todo un país que son indispensables para comida, salud y supervivencia con la finalidad de remover a un Presidente. Ante la gravedad e insensatez de la injusticia cometida debe producirse una reacción de rechazo dentro del propio EEUU y los países democráticos.

Si EEUU cree que el gobierno venezolano es culpable de algún delito debe actuar individualmente contra los funcionarios involucrados bloqueando sus supuestas cuentas bancarias en el exterior o las cuentas de sus comprobados testaferros, y solicitar a Interpol la captura, pero nada justifica embargar propiedad de 30 millones de venezolanos y empujarlos a una desgracia económica en nombre de la libertad y la democracia. Mucho menos imponer al autoproclamado Presidente Juan Guaidó como "administrador" de la riqueza del país.

Como ciudadanos venezolanos que defendemos la soberanía, la paz y el Derecho Internacional, exigimos al gobierno de EEUU que nos devuelva lo confiscado y asuma los caminos de la legalidad y la Carta de la ONU para facilitar soluciones razonables a las discrepancias entre Caracas y Washington, evitando malograr a millones de venezolanos inocentes.

26 enero, 2019

Embajada de EEUU se fue de Venezuela

Jesús Silva R. 

Sigue viva mi esperanza de que EEUU y Venezuela logren respeto mutuo y coexistencia pacífica pero otra gente quiere guerra. Quiero mucho al pueblo de EEUU, con él crecí cultural y profesionalmente, pero discrepo de las políticas imperialistas de la administración en Washington. 

Es así que el último delirio de la oposición radical venezolana fue que el Presidente Nicolás Maduro desalojara por la fuerza a los diplomáticos de la Embajada de EEUU en Venezuela y con ello lograr que Donald Trump activara la opción militar que ya ofreció en 2017. Vale decir una opción que la ultraderecha venezolana (con Voluntad Popular al frente) promueve afanosamente pero que la Casa Blanca no ha querido aprobar, por ahora. Los hechos demuestran que la Revolución Bolivariana nunca ha considerado violar el Derecho Internacional mediante el uso de la fuerza contra una sede diplomática. 

Fue sólo durante el breve gobierno de facto del ultraderechista Pedro Carmona Estanga en 2002 cuando Henrique Capriles desplegó violencia contra la Embajada de Cuba. Tampoco el gobierno de EEUU aceptó la petición del diputado Juan Guaidó en cuanto a que los diplomáticos estadounidenses jugaran un papel aventurero y desobedecieran el ultimátum de Maduro (72 horas para salir del país).

Sabiamente y en sana paz, los funcionarios de la referida Embajada se fueron de Venezuela, al menos un primer grupo; y los que quedan podrían irse en las próximas horas o días. En resumen, este acto de los estadounidenses es un triunfo para Maduro porque su orden presidencial fue acatada, obedecida y satisfecha. 

Al mismo tiempo es la primera gran derrota para Guaidó desde su ilegal autojuramentación como supuesto Presidente interino, ya que su jefe político inmediato (U.S Embassy) le dio la espalda. Como criminólogo, que estudio las mentes delictivas, me parece fascinante la ingenuidad opositora, subestimando al gobierno de Maduro y creyendo que cometería la torpeza de atacar a la Embajada del país militarmente más poderoso del mundo. 

Tengo total certeza de que en el hipotético escenario de que los gringos se hubieran quedado, nuestro presidente no habría caído en provocación y habría activado los mecanismos del Derecho Internacional aplicable a estos casos. Dicho de otro modo, Maduro habría denunciado ante la ONU la pretendida instalación de una nueva base naval de Guantánamo en su territorio. Sin lugar ha duda, el mundo habría repudiado el abuso de EEUU y la figura democrática de Maduro se habría elevado internacionalmente. 

Volviendo a la realidad del presente, el golpe de Estado que tiene a Guaidó como fachada está políticamente derrotado, la descomunal propaganda internacional no provocó alzamiento de militares venezolanos leales a la Constitución y a Maduro, no ocurrió invasión yanqui ni asalto a embajada para provocarlo. 

A Guaidó sólo le quedan declaraciones de gobiernos pro imperialistas, los mass media extranjeros, las redes sociales y bandas armadas pagadas por Voluntad Popular que no lograrán imponer una epidemia de guarimbas. Sin pueblo ni militares, Guaidó no avanzará, con el tiempo se desgastará, decepcionará a las multitudes opositoras y una nueva desilusión se instalará en el sector antichavista. El imperio deberá inventar un nuevo plan y un nuevo títere. 

Como anécdota, criminológicamente hablando, lo más llamativo de la oposición radical apátrida y sus fans de clase media (que hacen mucho ruido en Twitter, Facebook, Instagram y etc) es que "metían casquillo" y manifestaban abiertamente su desesperación  enfermiza de que Maduro atacara la Embajada yanqui para que ello fuera detonante de la imaginaria e inmediata invasión imperialista contra nuestra Patria, sin importar los millones de muertos que ello significaría. Como si las bombas yanquis perdonaran a los opositores y sólo destruyeran a los chavistas. Definitivamente el odio conduce a la locura. 

Recuerdo las caras eufóricas del 23 de enero, ahora Veo en las calles del este sifrino de Caracas, muchas caras deprimidas y amargadas. Sin embargo con millones de dólares provenientes de embajadas injerencistas, la cúpula ultraderechista venezolana tendrá presupuesto para fabricar un nuevo Guaidó y creará otra aventura. Pasarán meses para ello. Esta historia continuará...

23 enero, 2019

Juan Guaidó asume como Presidente virtual

Jesús Silva R.

Ahora que Estados Unidos y sus aliados declaran que Juan Guaidó es el Presidente interino de Venezuela, lo que se espera es que la avalancha mediática internacional provoque una fractura en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, o sea, que un grupo de oficiales se levanten contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Si ese levantamiento de militares venezolanos no acontece, el esfuerzo conspirativo mediático internacional se habrá perdido y Maduro cumplirá su mandato hasta 2025 sin contratiempos, más allá de las amenazas de Washington.

De alguna manera así lo reconocía Lilian Tintori (esposa de Leopoldo López) hablando un pésimo inglés el propio 23 de enero por la tarde durante una entrevista que le hacían en el canal de noticias CNN en el idioma del imperio.

No sé que fue peor, si el horripilante inglés que hablaba Tintori (también dirigente de Voluntad Popular) o el nefasto espectáculo mediático hecho por una decena de países pro imperialistas que dijeron que Guaidó era el nuevo primer mandatario venezolano.

Lo cierto es que el pronunciamiento militar pro golpista que Tintori desea, no ocurrirá porque el grueso de la FANB es leal al régimen democrático. Entonces, todo indica que la única forma de derrocar a Maduro es la intervención militar estadounidense, lo cual todavía no sucede, tal vez por prudencia del Presidente Donald Trump que tiene otros problemas.

El futuro legal de Guaidó es negro, ha cometido el delito de usurpación de funciones calificada en perjuicio del Presidente Maduro. Se cumplió el escenario que habíamos descrito en artículo inmediato anterior, con Guaidó autoproclamado nada cambia en el país, excepto el enjuiciamiento penal que le espera al discípulo de Leopoldo López.

Imposibilitado de ejercer funciones presidenciales, porque no tiene pueblo ni militares que lo respalden, ni base constitucional para convertirse en presidente, Guaidó será un imaginario presidente venezolano y desde el punto de vista político no es prioritario para el gobierno capturarlo todavía, porque conviene que disminuya el clima de confrontación política.

22 enero, 2019

Juan Guaidó no se juramentará el 23 de enero

Jesús Silva R.

En mi programa televisivo La Propuesta, al aire los lunes 12 del mediodía por TVES (con redifusión martes 6 am), explicaré las razones por las que Juan Guaidó no se juramentará como Presidente de Venezuela el 23 de enero de 2019 y los acontecimientos políticos, jurídicos y diplomáticos que se desarrollarán en los días siguientes.

Por ahora comento algunos factores políticos por los cuales Guaidó no podrá satisfacer las expectativas de sus seguidores y aliados en cuanto a proclamarse como nuevo Jefe del Estado.

Primero: cualquier ceremonia parecida a una juramentación presidencial por parte de Guaidó ante la Asamblea Nacional, lo convertirá en autor del delito flagrante de "usurpación de funciones calificada" y ello significará inmediata orden de aprehensión en su contra.

Segundo: en el remoto supuesto de que Guaidó se juramentare, su lucha se desarrollará desde la cárcel y perderá eficacia política porque la oposición radical no busca un victimizado político preso (para eso ya existe a Leopoldo López).

Tercero: Si Guaidó se juramentare rodeado por una multitud de seguidores para impedir su captura, le tocará sobrevivir en un perímetro limitado como en tiempos de Plaza Altamira 2002 o pasar a la clandestinidad con miras a un probable exilio. En ambos casos (en la plaza o en la clandestinidad), Guaidó alejará demasiado de su aparente posibilidad presidencial y será un vulgar fugitivo. En el exilio, será un ex líder más del montón.

Cuarto: lo políticamente rentable para Guaidó es mantener viva la ilusión de que puede asumir la Presidencia del país y ello sólo es posible ganando tiempo. La prórroga se logra con la estrategia de "sí pero no" y la retórica de: "Maduro usurpa la Presidencia y yo puedo asumirla constitucionalmente y lo haré  con el pueblo pero por hoy sólo digo que él es usurpador y yo soy el legítimo".

Quinto: ganando tiempo sigue la ilusión mediática de que será Presidente de la República y cada día que pase se traduce en millones de dólares de "solidaridad internacional" proveniente de gobiernos imperialistas y embajadas injerencistas que van para Guaidó y sus jefes políticos en Voluntad Popular. A esto hay que agregar la conquista de la fama y de relaciones con grandes poderes extranjeros que para el joven de origen humilde, Guaidó, significan una oportunidad irrepetible en la vida. Cada día que pase será un regalo pero el tiempo de la ilusión se acaba y las multitudes opositoras dejarán de soñar con Guaidó en cuestión de semanas.

Sexto: no hay poder militar ni político ni económico en Venezuela que pueda imponer a Guaidó como Presidente, ni el bloqueo económico extranjero logrará que el recién reelegido Presidente Nicolás Maduro renuncie a su mandato hasta 2025; sólo una invasión militar yanqui podría instalar al títere Guaidó como Presidente. Todo lo demás es fantasía publicitaria creída por incautos.

11 enero, 2019

Maduro Presidente hasta 2025 (análisis constitucional)

Jesús Silva R.

Como Doctor en Derecho Constitucional doy testimonio científico de que el 10 de enero de 2019 la juramentación del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro ante el TSJ cumplió cabalmente el artículo 231 de la Constitución Bolivariana: "El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia".

Efectivamente, en este caso, la circunstancia sobrevenida que impide juramentarse al Presidente ante la Asamblea Nacional es que esta última se autoilegalizó por su desacato a sentencias judiciales y pretendida destitución fraudulenta del Jefe del Estado, es decir, que por sus propias infracciones graves se autoinhabilitó. Adicionalmente, se activa el artículo 336 numeral 7 de la CRBV referido a omisión legislativa según el cual el TSJ asume excepcionalmente funciones del parlamento que incumple sus deberes.

Aclarado el punto previo, es menester revisar antecedentes jurídicos muy importantes...

1) De la legitimidad de origen del Presidente venezolano hasta 2025
La elección presidencial del 20 de mayo de 2018 en Venezuela fue justa, competitiva, constitucional y satisfizo estándares del derecho internacional, pues participó pluralidad de partidos políticos y variedad de candidatos, cada cual desarrolló su respectiva campañas electoral libremente en medios de comunicación, testigos electorales de todas las tendencias vigilaron el proceso de votación en todas sus fases, la autoridad nacional electoral estaba y aún sigue en su período vigente y cumplió con la normativa legal de imparcialidad y garantías, asimismo los resultados finales dieron una ventaja convincente de millones de votos a Nicolás Maduro, quedando abierta la impugnación judicial de los ciudadanos inconformes como lo manda el debido proceso, lo cual no prosperó pues Henry Falcón (candidato derrotado) no consignó pruebas fehacientes de supuestas irregularidades en la elección. Todos los demás candidatos reconocieron a Maduro como vencedor. Hasta aquí los fundamentos jurídicos intenacionales de la validez de la elección de donde se origina un nuevo período presidencial para Maduro 2019 - 2025.

2) De la inadmisibilidad de las objeciones de algunos gobiernos extranjeros
EEUU, Grupo de Lima y Unión Europea han emitido declaraciones estrictamente políticas de desconocimiento al gobierno de Maduro y al régimen democrático venezolano pero el pretendido valor jurídico de esas palabras no se apoya ante un procedimiento legal válido ante la ONU u otro organismo competente del derecho internacional que haya demostrado un fraude electoral en Venezuela. En este contexto, las sanciones económicas unilaterales de EEUU y sus aliados (que afectan devastadoramente a millones de venezolanos inocentes que no son funcionarios), así como presiones diplomáticas son arbitrarias, hostiles, ilegales, y deben ser calificadas como actos de violencia inspirados en retaliación política por lo tanto son inadmisibles a la luz de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Carta de la ONU, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos así como demás tratados.

3) Del libre juego democrático que prosigue en el país
Con base en la Constitución vigente, al cumplirse la mitad del mandato (2022) los interesados podrán intentar un referendo revocatorio contra el Presidente de la República, de modo que sigue abierta la disputa política electoral venezolana en el futuro cercano. En este sentido la oposición radical venezolana no debe persistir en protestas violentas y armadas en las calles como ocurrió en 2017 ni promover bloqueo económico extranjero ni invasión militar estadounidense como abiertamente lo intenta pues todos esos actos son de naturaleza criminal y constituyen traición a la patria. Lo prudente es retomar la vía electoral, pacífica y constitucional.

4) De la inconstitucionalidad de transferir el poder ejecutivo al órgano legislativo 
Es un golpe de Estado, pretendido por un pequeño grupo de gobiernos extranjeros, emplazar al Presidente venezolano a que entregue su poder a la Asamblea Nacional de Venezuela por cuanto tal procedimiento no está previsto en la Carta Magna venezolana ni se puede violentar la soberanía nacional que, mediante voto popular, escogió a Maduro presidente hasta 2025.

5) Del efectivo ejercicio del mandato presidencial
En este país suramericano no hay vacío de poder, ni usurpación del cargo, sino un Presidente ejerciendo su mandato. El poder de un Presidente pasa a otras manos sólo cuando  acontece uno de los seis casos del artículo 233 constitucional, es decir, falta absoluta del Presidente: 1) La muerte, 2) La renuncia, 3) La destitución dictada por el TSJ, 4) Junta Médica designada por el TSJ que certifique incapacidad física o mental, 5) Abandono del cargo, 6) Referéndum Popular que revoque el mandato. Nada de lo anterior acontece actualmente.

6) Llamado al imperialismo internacional
Los socialistas venezolanos exigimos respeto a los principios de soberanía, independencia, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de conflictos como lo preceptúa el artículo 33 de la Carta de la ONU. No más amenazas de invasión militar estadounidense, no más intentos de asfixiar económicamente a nuestro noble y bravo pueblo.

22 diciembre, 2018

Embajada de los Estados Unidos en Venezuela y su papel actual


Jesús Silva R. 

En mi programa de TV conocido como La Propuesta, que TVES transmite los lunes a las 12 del mediodía y martes a las 6 am, abordaré el tema de la misión diplomática estadounidense en Caracas. La posibilidad de que quien fue premiado profesionalmente por EEUU, luego sea sancionado políticamente siempre la he vivido sin temor y a sabiendas de que el Derecho Internacional, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y hasta la Costitución de EEUU reconocen la libertad de pensamiento y el derecho a la no discriminación política. 

En mi caso, como primer socialista venezolano ganador del reconocimiento estadounidense IVLP en 2017, he obtenido parte de mi formación en Derecho Constitucional viajando a ese país norteamericano pero soy socialista y así lo he dejado saber siempre en mi vida pública, esto no debería generar conflicto en un contexto democrático, sin embargo la oposición venezolana llena de odio solicita, presiona y hace campaña para que EEUU sancione a todas las personas chavistas, tanto funcionarios como no funcionarios, sólo por defender su ideología. 

Es así que figuras del Frente Amplio (ex MUD), UCV, medios de comunicación opositores. etc, proponen revocar visas arbitrariamente, aplicar veto, publicar comunicados injuriosos y mucho más, sin considerar debido proceso ni derecho a la defensa ni presuncion de inocencia. ¿Será que una de las democracias más antiguas del mundo complacerá un nuevo apartheid? 

Como se sabe, una embajada es un instrumento que debe ejecutar la política exterior del gobierno que la dirige en el país donde se encuentra, sin embargo no es igual hacer política desde Washington que desde la capital venezolana, en este último caso, la misión diplomática tiene dos opciones: socializar amistosamente con todo el pueblo venezolano o hacerlo solamente con la oposición venezolana como sector político afin al gobierno del país norteamericano. 

Como revolucionario bolivariano que defiende una filosofía de diálogo, paz y búsqueda de entendimiento con todos los gobiernos y pueblos del mundo, incluyendo aquellos que adversan a mi querida e imperfecta Revolución Boivariana, no pretendo dictarle a ninguna embajada una lista de invitados para dialogar, pero si puedo sugerirle ejercer una política equilibrada y no discrimiatoria hacia la sociedad venezolana, a fin de entender integralmente lo que acontece en mi país desde diferentes ópticas. Ello sólo se logra dialogando con todos los sectores, opositores y chavistas, negros y blancos, etc. 

Para ser menos imperio y más una nación promotora de la democracia, EEUU debe dar el ejemplo de pluralismo y respeto a la diversidad mediante actividades concretas y palpables como foros, conferencias, debate e intercambio científico con grupos de cualquier signo, sin excluir directa o indirectamente a los chavistas. Últimamente observo que lo más violento, antidemocrático, apátrida, anti-electoral y prepotente de la sociedad venezolana, es decir, la oposición radical, está intentando influenciar el comportamiento de la Embajada de EEUU para que destruya cualquier puente de diálogo con el pueblo venezolano. 

Evidentemente, la internacionalmente patrocinada ultraderecha de mi país promueve el bloqueo y la invasíon contra Venezuela porque se enriquece y viaja con esa campaña, mientras tanto los revolucionarios venezolanos condenamos esa actuación criminal y exigimos solución pacífica para todos los conflictos. Que quede claro: los atropellos solamente conseguirán unificar a mis compatriotas en una actitud antiimperialista.

19 diciembre, 2018

HISTÓRICO!!! Artistas celebran debut de Doctor Jesús Silva cantante

¿Quién pierde si los embajadores se van?


Jesús Silva R.

A partir del 10.01.19 hay peligro de que varios embajadores acreditados en Venezuela se vayan del país como gesto de no reconocimiento al gobierno del Presidente Nicolás Maduro. Yo prefiero que todos esos diplomáticos conflictivos se queden porque soy un terco defensor de la diplomacia con los adversarios para hallar puntos de entendimiento; hay que dialogar con quienes nos adversan y dicen por ahí que Venezuela está bajo dictadura, por ejemplo los representantes de EEUU, países de la Unión Europea, Colombia, Brasil, etc.

Pero una cosa hay que advertir, si efectivamente esos embajadores se retiran de nuestro territorio, quien pierde es la oposición venezolana ya que ella depende mucho de embajadas que operan como intermediarias con los gobiernos extranjeros más poderosos del mundo.

Sin esos aliados extranjeros, la oposición criolla tendrá menos apoyo económico, político y mediático para desarrollar sus acciones antigubernamentales. Sin embajadores, la oposición radical se debilita internacionalmente y queda aislada, no podrá impulsar su campaña mundial de bloqueo e invasión militar imperialista contra su propia patria. Este funesto patrocinio financiero de varias potencias capitalistas a la delictiva oposición venezolana, es parte de lo que denuncié en mi más reciente aparición en TV gubernamental de EEUU. Ver YouTube: Doctor Jesús Silva en TV USA - 


Ahora bien, en cuanto al gobierno venezolano respecta, todo seguirá igual, con o sin embajadas extranjeras en Caracas. Pero potencias como China, Rusia, Irán, Turquía, y muchos otros que no acatan órdenes de EEUU, mantendrán sus embajadores en nuestra tierra y sostendrán relaciones diplomáticas constructivas con el Estado venezolano.

Aunque el hipotético retiro de varios altos diplomáticos significará la ruptura de relaciones cordiales entre importantes gobiernos extranjeros y el régimen de Maduro, con retiro o sin retiro, proseguirán las sanciones económicas extranjeras contra Venezuela tal como viene sucediendo en los últimos 3 años desde que la oposición ganó la Asamblea Nacional.

Desde 2015, Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados han intensificado un feroz bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestra patria, alegando que en Venezuela se ha establecido una supuesta dictadura.

Hasta ahora el imperialismo internacional acusa a Maduro de ilegitimidad de ejercicio en el gobierno, por casos no comprobados como el presunto desconocimiento a la Asamblea Nacional, la acumulación de presos políticos, entre otras calumnias. A partir de enero 2019, negarán la legitimidad de origen del mandatario venezolano, insistiendo en que su elección no fue legal. Ambos casos jurídicos (origen o ejercicio), generan el mismo efecto político, el imperialismo internacional seguirá golpeando económicamente a Venezuela y procurando derrocar a su gobierno mediante diversas hostilidades y financiamiento a la derecha criolla.

El único escenario peor al actual elenco de agresiones extranjeras contra la República Bolivariana es que se consume la invasión militar extranjera, y ella depende de una decisión política de Washington, esencialmente. Desde Venezuela, los revolucionarios no queremos confrontación, solo deseamos paz con respeto a la autodeterminación de los pueblos.

08 diciembre, 2018

Mi denuncia en fiscalía contra Jesús Medina Ezaine y hackers

Jesús Silva R.

He denunciado en fiscalía al reportero criminal de Dolartoday Jesús Medina Ezaine por incitar a que me asesinen via redes sociales y actué también contra quienes hackearon mi cuenta Twitter en 2018 varias veces. El caso contra estos delincuentes está avanzando de acuerdo a las leyes penales venezolanas, según fuente extraoficial. Para conocimiento de toda Venezuela y de embajadas mal informadas, cuyo nombre me reservo, que me han llamado para discutir el caso del delincuente Medina (quien engañosamente dijo que lo metieron preso por mi culpa pero oculta sus múltiples y graves delitos), reproduzco el contenido de mi denuncia que se explica por si misma y anexo foto de esta con sello del despacho fiscal como evidencia de la veracidad del acto legal. 

 Ver foto 1 Denuncia en fiscalía


Ver foto 2 Anexo A (incitación de Jesús Medina Ezaine a que me linchen en UCV, 29.07.18) 




Transcripción

República Bolivariana de Venezuela Ministerio Público Caracas, 31 de octubre de 2018 Yo, JESÚS MANUEL SILVA RIVAS, venezolano, cédula V.- 14.729.252, casado, abogado, con domicilio en Caracas, sector Los Ruices, sede VTV (TVES), y dedicado al oficio de figura pública de la televisión venezolana como Doctor en Derecho Constitucional y militante revolucionario, actuando con base en el artículo 51 de la Constitución Bolivariana referido al derecho de petición a autoridades y el artículo 285 numeral 3 del mismo texto, DENUNCIO que la cuenta Twitter @Jesus_Silva_R normalmente usada por mi persona ha sido FALSIFICADA mediante robo de contraseña o hackeada varias veces en 2018 por personas no identificadas que USURPAN MI IDENTIDAD y en mi nombre publican mensajes (tweets) ofensivos que yo jamás he escrito y LOS CUALES YO RECHAZO TOTALMENTE, siendo esta una situación me expone al riesgo del desprecio público así como posibles problemas legales ya que se crea la FALSA APARIENCIA de que yo expreso ideas o apoyo conductas que van contra los derechos humanos. Asimismo se han creado cuentas falsas en Twitter con foto de mi persona y mi mismo nombre y se han dirigido por la misma vía contra mí insultos, difamaciones, expresiones de discriminación política, amenazas y convocatorias a agredirme o lincharme en sitios donde trabajo como es el caso del reportero Jesús Medina Ezaine de Dolartoday, tal como lo demuestro en ANEXO "A"; dicho esto solicito una INVESTIGACIÓN PENAL al Ministerio Público para tipificar los hechos así como ENJUICIAR Y SANCIONAR a los delincuentes involucrados, algunos de ellos en Twitter se hacen llamar: @JesusMedinaE; @soyjustincito; @CyberSurf3r; @Templari0ResisT, entre otros usuarios detectables en las redes sociales. Rechazo totalmente cualquier mensaje que apoye la tortura, la violencia o cualquier otra violación a los derechos humanos, nunca he escrito nada a favor de estas conductas criminales ni tampoco existe ninguna prueba que me asocie a tales acciones; de modo que me protege "la Presunción de inocencia" establecida en la Declaración Universal de Derechos Humanos, artículo 11 numeral 1: "Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa"; así como el artículo 49 numeral 2 de la Constitución Bolivariana: "Toda persona se presume inocente mientras no se pruebe lo contrario". El bien jurídico INJUSTAMENTE afectado ha sido mi honor y reputación, y respecto a ello la Declaración Universal de Derechos Humanos señala: "Artículo 12. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques". Y por su lado la Constitución venezolana indica: "Artículo 60. Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y ciudadanas y el pleno ejercicio de sus derechos". Las ideas políticas de cada persona no deben ser motivo de retaliaciones. Jesús Silva C.I.: V.- 14.729.252 INPREABOGADO 94.149 ANEXO A