se hace camino al andar

se hace camino al andar

12 octubre, 2017

Resultado en gobernaciones y sus consecuencias

Jesús Silva R. 

Para la MUD el escenario político no es de fiesta, luego de impulsar cuatro meses de protestas, no pudo causar levantamiento militar ni invasión extranjera, tampoco logró forzar elecciones presidenciales adelantadas, ni mucho menos hacer renunciar a Maduro. Prometer y no cumplir es fracasar, de ello no cabe duda. Sólo falta medir el desencanto de los millones de opositores dolidos y será el porcentaje de abstención el que dé respuesta a ello. 

Escenario 1: si la MUD gana pocas gobernaciones, la confrontación interna entre sus partidos se agravará porque se buscarán culpables y cabezas que cortar. Frente a la comunidad internacional se debilitará la matriz mediática de que casi todo el país odia al gobierno nacional, con lo cual se reducirán apoyos económicos extranjeros que son vitales para VP y PJ. 

Escenario 2: si la MUD gana muchas gobernaciones, logrará sanar heridas emocionales que sufren sus seguidores por la derrota guarimbera. Tendrá gobernadores sumados a una nueva campaña de ataque contra el régimen chavista y las líneas de crédito extranjero se abrirán ampliamente a favor de la MUD. En pocas palabras, 2018 será protagonizado por una oposición con mucho respaldo internacional, bastantes dólares y una robusta cuota de poder burocrático (gobernaciones) para ir por su meta irrenunciable: la Presidencia de la República. Será un año de conflictividad y mayor deterioro de la economía. 

En cuanto al chavismo, el panorama tampoco es color de rosa, la fuerte crisis económica que estremece al país le pasa factura electoral. A favor del proceso revolucionario está la victoria reciente de la Asamblea Constituyente, pero lograr ocho millones de votos no es una conquista fácil de repetir. Evidentemente aquella gesta estuvo influenciada por un estado de necesidad o proveniente del terrorismo guarimbero. En ese contexto, millones optamos por apoyar la Constituyente como herramienta para recuperar la paz. 

Escenario 3: si el PSUV gana muchas gobernaciones significará que la maquinaria roja pudo imponerse movilizando a millones de chavistas y a simpatizantes circunstanciales, mientras que del lado contrario no se mostró esa capacidad operativa. Si esto ocurre, la Constituyente tendrá un escenario nacional relativamente despejado para implementar transformaciones que mejoren la vida de los venezolanos y deberá aprovecharlo con prontitud. Maravillosa oportunidad para ejecutar guerra a muerte contra la corrupción y el burocratismo. 

Fomentar alianzas entre sector público y privado es vital para reactivar el aparato productivo nacional. Asimismo, asumir el asunto de la economía como prioritario permitirá preparar la ruta para una victoria en las venideras elecciones presidenciales. Administrar políticamente este hipotético triunfo implica transferir más poder a las bases populares, como por ejemplo convocar a elecciones internas, libres y universales en el PSUV y en el GPP para relegitimar todos los cargos partidistas como lo manda el artículo 67 de la Constitución vigente. 

Escenario 4: si el PSUV y sus aliados ganan pocas gobernaciones, la presión extranjera subirá de tono y vendrán peores sanciones económicas del imperialismo internacional, el cual estará convencido de que Maduro es minoría y debe abandonar el gobierno cuanto antes. La directiva revolucionaria deberá promover mayor cohabitación con la oposición, o al menos con el ala democrática de la misma. Forzoso será desplegar una política dialogante para impedir un nuevo estallido terrorista guarimbero. Sería opción válida invitar a la Constituyente (y otros espacios) a muchos chavistas de a pie, para participar con derecho a voz en el debate y la construcción de la política.

30 septiembre, 2017

No somos narcisos, somos revolucionarios

Jesús Silva R.

¿Por qué alguien elige ser revolucionario y se complica la vida en la utopía de transformar su entorno en vez de circunscribirse a su pequeña vida personal sin contratiempos?

¿Pudiera estar loco? ¿Será narcisista o egocéntrico?


Me surgieron estos pensamientos durante una grata conversación con una apreciada periodista revolucionaria, quien además pertenece a una familia de comunicadores muy destacados en Venezuela.

Ella osadamente indagaba si la postura revolucionaria marxista e irreverente de un servidor podía provenir de una carencia o necesidad individual todavía no saciada, lo cual se prestaba para un debate en el plano psicológico y hasta espiritual que se alejaba de lo político.

Es más, amable pero inquisidora, ella me interpelaba así: 
1. ¿Siendo abogado por qué incursionas en áreas ajenas a tu profesión? 
2. ¿Por qué te involucras tanto en los medios si no eres periodista? 
3. ¿Por qué debates con líderes opositores si no eres un dirigente político?
4. ¿Por qué no vas a las reuniones de la gente involucrada en el entorno político  y mediático venezolano?


Le respondí que mi deseo era estrictamente consolidar y extender mi trabajo como fuente de opinión en Derecho Constitucional para contribuir al proceso histórico que vive Venezuela (sin embargo mi respuesta no satisfizo su curiosidad). Debo agregar que he querido hacer un aporte intelectual serio a la democracia del país, negándome a ocupar cargos, y desenmascarando a populistas y leguleyos.

Ver video en YouTube: https://youtu.be/Bo3mbUO110w

Ahora bien, es interesante el planteamiento que hace mi amiga porque permitiría descubrir si los llamados "revolucionarios" somos verdaderos apóstoles o buenos samaritanos, que inspirados en admirable amor por la humanidad y la igualdad, dedicamos nuestra vida al servicio social; o si por el contrario somos individuos oportunistas del montón, que apoyados en una fraseología habilidosa, en realidad buscamos saciar "carencias" personales no resueltas como fama, dinero o poder.

Diariamente en redes sociales recibo centenares de mensajes, unos de odio y otros de aprobación, de gente que me observa en los medios. No dejo que lo malo me afecte.

Este debate pudiera ser infinito y tal vez nunca se recolectarían evidencias suficientes para determinar una u otra cosa. Tal vez esto sólo se sepa en el balance final post mortem de cada quien. Pero mientras se esclarece esta filosófica verdad, la vida no se detiene y hay que seguir trabajando a todo tren aunque nuestra peculiar labor despierte suspicacias.

En todo caso, el test del "revolucionómetro" debería aplicarse a todos, fundamentalmente a quienes tienen poder político porque son los que más ocupan pantalla y al pueblo le conviene saber la autenticidad de sus dirigentes para ratificarlos o cambiarlos. Menos importante es ese test para quienes somos humildes revolucionarios de a pie.

Hoy pudieramos todavía encontrar historiadores que debaten 200 años después de la gesta emancipadora suramericana si Simón Bolívar fue un verdadero revolucionario inspirado en el amor a la independencia de los pueblos, o si más bien fue un sujeto alocado, narcisista o egocéntrico que incursionó en la vida pública por carencias afectivas que le surgieron desde niño debido a que su mamá no le dio teta sino la señora afrodescendiente que lo cuidaba.

En resumen, jamás nos inhibamos ni acomplejemos por opiniones o dudas de terceros. Luchemos por nuestro propósito de servir a la sociedad, aunque seamos incomprendidos por algunos.

Creo que al final la vida nos juzgará por nuestros resultados, unos dirán que fuimos unos locos, pero otros descubrirán que siempre fuimos auténticos revolucionarios.
Siento que mi inteligente amiga periodista me calificará positivamente.

La vida es demasiado corta para ser pequeños.

21 septiembre, 2017

Activar artículo 33 de la Carta ONU

Jesús Silva R. 


Lo que propongo es bueno para el gobierno y bueno para la oposición porque obedece a un bien jurídico fundamental que muchos ciegos (afectados por la polarización) actualmente no desean identificar en Venezuela: el interés nacional. 

Ver video, análisis de .@Jesus_Silva_R: “Guerra entre EEUU y Venezuela - https://youtu.be/zkV8i3QFZZU

Por encima de absurdos odios ideológicos que dividen a hijos de un mismo pueblo, hago un llamado amistoso y tolerante a un gran entendimiento nacional que facilite acciones jurídicas a escala internacional para salvar al país de una invasión militar o un embargo financiero que matará a millones de opositores y chavistas por igual. 

Nótese que las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos viven una etapa de conflicto tremendamente dañina y peligrosa para nuestro país. En efecto, el anuncio de una opción militar y una ola de sanciones económicas devastadoras han sido las preocupantes acciones de Washington hacia Caracas en días recientes. 

Los gobiernos de grandes poderes mundiales como Unión Europea, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, a los que se suman países como Italia, España, Canadá, Brasil, México, Argentina, Colombia, entre otros, acompañan abiertamente a EEUU en sus duras acusaciones contra el régimen venezolano. 

Convencido como estoy de que el diálogo informal, la retórica épica y la "diplomacia de micrófonos" nunca han dado ni darán resultados satisfactorios en las relaciones internacionales, respetuosamente sugiero revisar la estrategia internacional de Venezuela en la actualidad a los fines de no facilitar la consolidación o radicalización de una evidente y poderosa alianza mundial contra nuestra nación. 

La sugerida revisión incluye que el Gobierno Bolivariano eleve inmediatamente el conflicto planteado al máximo nivel jurídico internacional mediante denuncia formal ante la Organización de Naciones Unidas, en instancias como la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, todo esto con un claro reclamo: retiro de la amenaza militar y de las sanciones económicas de EEUU contra Venezuela pues ellas atentan contra la paz, la ley y la seguridad internacional. 

De lo que se trata es de forzar a quien nos agrede a que exponga en un debate jurídico formal sus acusaciones y que en el marco del debido proceso y el derecho a la defensa, la verdad venezolana sea esclarecida para alcanzar rápidamente un acuerdo de paz formalizado ante el mundo. No hacer esto es permitir que al margen de la ley internacional, sean la arbitrariedad y la fuerza imperialista quienes se sigan imponiendo por encima de la razón, la mediación y la verdad. 

Mi propuesta política y jurídica se basa en la Carta de las Naciones Unidas, en su capítulo VI, respecto al arreglo pacífico de controversias, artículo 33, que reza: "Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección. El Consejo de Seguridad, si lo estimare necesario, instará a las partes a que arreglen sus controversias por dichos medios"

Por su parte, el artículo 35 de la Carta de la ONU le da derecho a los países a elevar sus peticiones formalmente. En definitiva, el diálogo privado o informal prolonga la incertidumbre y facilita mentiras contra Venezuela. Sólo el Derecho Internacional puede abreviar la crisis, así como generar solución efectiva y garantías de paz satisfactorias.

12 septiembre, 2017

Sueldo para amas de casa

Jesús Silva R.

En mi programa televisivo La Propuesta que se transmite los lunes a las 12 del mediodía y los martes a las 5:30 am por TVES abordé en detalle este asunto que fue tema de mi tesis aprobada para alcanzar el título de Doctor en Ciencias Jurídicas mención Derecho Constitucional. Hoy lo pongo al servicio de todo el pueblo de Venezuela porque es cuestión de derechos humanos y justicia social.

Sin una persona, madre o esposa, que nos alimente, nos eduque, nos cuide cuando estamos enfermos y realice las innumerables tareas del hogar que hacen posible nuestra supervivencia y bienestar, la especie humana estaría condenada a desaparecer.

De todas las profesiones existentes en la humanidad, la de trabajadora del hogar es la más importante porque hace posible todas las demás. El abogado, el médico, el ingeniero, el artista, etc., llegaron a completar su formación profesional porque tuvieron esa persona que les prestó cuidados básicos a lo largo de su vida.

En este contexto, el Estado democrático y social, de Derecho y de justicia debe retribuir de forma efectiva el esfuerzo de estas personas trabajadoras del hogar porque hasta el presente el reconocimiento de sus derechos no ha estado acompañado por garantías de justa contraprestación económica.

Dice la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 88:

“(…) Las amas de casa tienen derecho a la seguridad social de conformidad con la ley”.

-Observaciones al artículo ut supra.

En vez de amas de casa, debe usarse personas del hogar porque esto incluye a los hombres que se dedican a tareas domésticas y aunque sean pocos, ellos existen.

Asimismo, precediendo a la seguridad social, debe incluirse protección económica pues ello garantiza la fijación de una asignación monetaria por su labor a las personas trabajadoras del hogar, cuestión que en el presente no existe como derecho constitucional universal sino como una gracia emanada de políticas públicas fortuitas.

Es menester destacar que dicha protección económica implementada principalmente por la vía de asignación económica directa será proveniente de un fondo de corresponsabilidad social entre sector público y sector privado debidamente sistematizado en una Ley Orgánica de protección económica de personas trabajadoras del hogar.

-Propuesta a la Asamblea Constituyente

Que el examinado artículo sea modificado y presentado en el proyecto de próxima Constitución, del modo siguiente:

Las personas trabajadoras del hogar tienen derecho a la protección económica y la seguridad social de conformidad con la ley.

05 septiembre, 2017

Corea del Norte, EEUU y la crisis nuclear

Jesús Silva R.

Hoy es riesgosa la situación de la República Popular Democrática de Corea, también conocida como Corea del Norte. Ya van meses de guerra verbal, y algunos ensayos militares, en el conflicto entre estadounidenses y norcoreanos. El Presidente, Donald Trump busca presionar a su homólogo Kim Jong-un, para que renuncie a su programa de misiles balísticos. Una vez más, el jefe de la Casa Blanca habla de “opciones militares", ahora contra el país asiático, que medios de comunicación capitalistas han satanizado injustamente.

La reacción del líder norcoreano ha sido firme, advierte que su pueblo está preparado para defenderse. Desde que su antigua aliada, la Unión Soviética, desapareció; Corea del Norte ha crecido como autosuficiente en lo militar y bastante capacitada en lo económico, para soportar el asedio de EEUU y sus principales colaboradores regionales, Corea del Sur y Japón.

En este contexto geopolítico, el programa nuclear norcoreano debe ser interpretado como un plan creado para la defensa nacional contra las amenazas imperialistas. Positivamente, tanto Rusia como China han mostrado una posición opuesta a la confrontación, invitando a que EEUU y Corea del Norte retornen a la moderación diplomática y descarten acciones militares.

Para bien de la humanidad, en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas hay una mayoría de países que activarían su poder de veto para obstaculizar un conflicto bélico. Aunque esto no garantiza que EEUU baje los brazos. El escenario es claro, para evitar la guerra, la mayor responsabilidad está en EEUU, único país que hasta hoy ha usado la bomba nuclear contra seres humanos.

En medio de las turbulencias, la Revolución Bolivariana, liderada por nuestro Presidente Nicolás Maduro, mantiene una política exterior que llama siempre a la resolución pacífica de los conflictos.

Desde Venezuela la propuesta internacional es: construir un mundo sin armas nucleares ni opciones militares.

28 agosto, 2017

Ley contra el odio y la discriminación

Jesús Silva R.

La Asamblea Constituyente desarrolla una ley contra el odio en una época en que esto es muy necesario luego de 4 meses de terrorismo antichavista que produjo más de 130 muertos y centenares de heridos. Hoy, aunque la violencia se ha minimizado, quedan aún cicatrices en la sociedad venezolana. 

Con total desprecio hacia su propio país, la MUD se ha dedicado a fomentar odio político, con la clara pretensión de que ello termine en guerra civil o como mínimo violencia generalizada que justifique intervención militar de EEUU. Para evitar que eventos sangrientos se repitan, urge erradicar el odio que los facilita. 

En este sentido, la nueva ley podrá alertar sobre delitos como el hostigamiento a personas por su identidad política, mal llamado "escrache"; sépase que esto es criminal porque expresa una amenaza de violencia física proveniente de un grupo de personas agresivas e intimidantes que superan en cantidad a su víctima quien evidentemente se encuentra en situación de desventaja y peligro. 

El debido tratamiento de los delitos de odio implica diseñar una ley modernizada que los tipifique claramente, es decir, que los identifique con sus verbos esenciales: hostigar, acorralar, amenazar, intimidar, ofender, etc. Entre las formas de cometer delitos de odio, está el uso de redes sociales en Internet para incitar a linchamiento de chavistas mostrando foto y dirección de habitación de ese sujeto al que se pretende aplicar "pena de muerte". 

Es menester subrayar que, junto con la nueva ley, es necesario combatir el odio mediante una estrategia multidisciplinaria del Estado destinada eliminar sus principales fuentes, por ejemplo, en lo educativo, regulando la autonomía universitaria y subordinándola al interés social para que las casas de estudio no sigan sirviendo como "criaderos de jóvenes terroristas" tal como pasa en UCV y otras.

03 agosto, 2017

Más de 8 millones por la Constituyente y la paz

Jesús Silva R.

Más de 8 millones de venezolanos eligieron a los miembros de la Asamblea Constituyente el 31 de julio de 2017 según reporte oficial del Consejo Nacional Electoral. Se trata de una extraordinariamente alta votación, sólo comparable a la obtenida en 2012 por el entonces Presidente Hugo Chávez cuando logró su reelección. Es de hacer notar que la oposición venezolana nunca ha logrado una cifra parecida pues su mejor resultado ha sido 7 millones de votos en las elecciones legislativas de 2015.

La explicación para estos sorprendentes 8 millones y pico de sufragios pudiera estar en la decisión de millones de compatriotas a favor de restaurar la paz nacional y ponerle fin a las manifestaciones violentas de la oposición que han provocado cientos de muertos y heridos.

Ahora en la sociedad venezolana, se consolida la idea de que la solución a los problemas del país es la alternativa electoral y democrática representada por la Constituyente. Que por esta ruta se puede obtener el progreso económico, la igualdad social y la paz.

En este contexto, el imperialismo internacional ha reaccionado equivocadamente al desconocer este resultado electoral a pesar de que cumplió todas las normas internacionales a pesar de los llamados a diálogo diplomático desde la sociedad civil venezolana. Ver video en YouTube: Venezuelan Lawyer urges the U.S to rethink about his country's Constitutional Assembly -Por .@Jesus_Silva_R - https://t.co/fEim9d2MMa

Irónicamente esos gobiernos que hoy critican, son los mismos que apoyaron la fraudulenta elección interna de la oposición el 16 de julio del mismo año ocultando que esta no fue vigilada por ninguna autoridad electoral y que los dirigentes opositores quemaron los papeles de voto.

Evidentemente, este poderoso respaldo electoral del pueblo el 30 de julio es también una indiscutible evidencia de apoyo al Presidente Nicolás Maduro quien propuso esta elección para impulsar grandes cambios mediante la Constituyente como lo dicta la Constitución Nacional en su artículo 347: transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una Constitución.

Políticamente hablando, la Constituyente es un instrumento de máxima legitimidad popular cuyo poder está por encima del ejecutivo, legislativo y judicial. Esta suprema autoridad le permite amplias facultades para asegurar la gobernabilidad, la estabilidad política, hacer justicia y principalmente fomentar la paz del país. Toda esta actividad resulta urgente en tiempos donde la oposición cuenta con amplio apoyo del imperialismo internacional para su estrategia violenta que pretende derrocar al gobierno venezolano.

Es importante advertir que la violencia opositora se ha caracterizado por concentraciones de multitudes de personas que realizan protestas falsamente pacíficas porque en verdad se encuentran acompañadas de grupos de delincuentes armados que poseen cocteles molotov, armas de fuego, piedras así como diferentes artefactos explosivos e incendiarios que son reiteradamente usados contra policías y militares encargados de preservar el orden público. 

Como Doctor en Derecho Constitucional he presentado una propuesta. Ver video en YouTube: Artículo contra el Terrorismo para Asamblea Constituyente -Por @Jesus_Silva_R - https://youtu.be/_3ZcbpjayQQ

La propuesta expresa:
"Todo individuo o grupo de personas que públicamente apoye, convoque o incite a manifestaciones o protestas que reiteradamente resulten en violencia o incluyan armas, ocasionen muertos, heridos o destrozos a la propiedad, con el propósito de ejercer presión sobre instituciones del Estado para que hagan o dejen de hacer determinados actos, serán procesados por el delito de terrorismo y no podrán aspirar a cargos de elección popular ni ejercer la función pública".

Asimismo urge denunciar ante el mundo que estos criminales violentos paralizan la vida normal del país pues bloquean vías terrestres y entradas a vecindarios a través de barricadas, destruyen vehículos y edificaciones, adicionalmente rocían gasolina y queman a personas en la calle cuando sospechan que son chavistas. Con su ataque permanente a civiles desarmados, los terroristas opositores procuran chantajear al Presidente para que renuncie al cargo al que fue elegido hasta 2019.

Frente a estos actos que pudieran definirse como terrorismo (pues mediante el uso de violencia letal y sistemática contra la población se pretende someter a un gobierno) la respuesta de la Revolución Bolivariana de Venezuela ha sido fundamentalmente política al activar la Constituyente y con ello reunir una nueva mayoría ciudadana que sea integrada por todos los venezolanos que deseamos la paz y que rechazamos la confrontación sangrienta.

Ciertamente, la estabilidad de Venezuela no es todavía una meta cumplida, pero la Constituyente es una excelente herramienta para caminar hacia ese destino. Necesario es impulsar una campaña internacional para dar a conocer la realidad democrática y el respeto a los derechos humanos que se vive en este país latinoamericano, ya que empresas mediáticas alrededor del planeta han promovido una imagen falsa de dictadura o Estado forajido. 

Claramente esta agresión se conecta con intereses extranjeros que persiguen a mi nación por su enorme riqueza en petróleo, gas y otros recursos energéticos que ya provocaron invasiones y saqueos en otros países.

28 julio, 2017

Pdte. de ANC (Diosdadismo) y Pdte. del país (Madurismo)

Jesús Silva R.

Sirva esta aclaratoria jurídica y política para desmontar la nueva matriz de la MUD, que ante la inminente elección de la Asamblea Constituyente (ANC), inventa una división del chavismo en dos corrientes: Diosdadismo vs Madurismo.
Primero: sobre los hombros del Presidente de la Constituyente descansa una altísima responsabilidad por ser elconductor del máximo órgano de representación del pueblo, el cual se encuentra por encima de los poderes ejecutivo, legislativo, judicial, electoral y ciudadano.
Segundo: políticamente hablando, esta situación debería significar que el Presidente de la ANC, en su carácter de militante del PSUV, trabajará en armonía perfecta con el Presidente revolucionario Nicolás Maduro para darle cumplimiento a un sólo proyecto nacional: el legado de Hugo Chávez.
Tercero: constitucionalmente hablando, el Presidente de la ANC es el funcionario de mayor autoridad en Venezuela, inclusive en comparación con el propio Presidente de la República. Es así porque no hay poder constituido que ejerza “check and balances” (control y contrapeso) sobre la ANC, al contrario, es ésta quien controla a los cinco poderes públicos tradicionales.
Cuarto: a fin de garantizar armonía política y máxima unidad revolucionaria, el Presidente de la ANC y el Presidente deberían ser del mismo partido político e inclusive corriente ideológica. Para lograr esto, un paso importante es que el pueblo vote masivamente por los candidatos del PSUV y evite votos dispersos hacia otros partidos o grupos paralelos.
Quinto: una vez elegidos los miembros de la ANC con mayoría del PSUV, estos procederán a nombrar una junta directiva, preferiblemente mediante la modalidad del consenso, es decir, plancha única. Entonces los tres constituyentistas más votados ocuparán los cargos de Presidente, Vicepresidente y Segundo Vicepresidente, con base en un reglamento interno creado para tales fines.

23 julio, 2017

Apoyo la Constituyente sin ser candidato

Jesús Silva R.

Es tiempo de dar muestras de desprendimiento, ser útil es mejor que ser importante.

La elección a Asamblea Constituyente en 2017 es atípica porque la cúpula de la oposición asumió la violencia como forma de lucha y se autoexcluyó del contexto democrático. Además, con apoyo de grandes potencias mundiales, dicha élite promueve condiciones para que estalle una guerra civil, un embargo económico o una intervención militar extranjera. Es evidente que en esta situación de amenaza grave contra Venezuela, yo no me sentiría cómodo compitiendo electoralmente contra mis propios camaradas y abandonando otras tareas.

Asimismo, nunca he tenido interés en cargos sino en acciones revolucionarias. Creo que lo más importante son las propuestas constituyentes y no las candidaturas. En revolución, lo colectivo debe prevalecer sobre lo individual. Por lo tanto, mi mayor deseo es que el pueblo de a pie sea una mayoría trascendente en ese órgano del poder originario. Dicho de otro modo, aspiro que obreros, campesinos y demás sectores humildes, que propuso el Presidente Nicolás Maduro, sean los protagonistas.

En armonía con lo anterior, tengo fe en que los altos dirigentes del PSUV, que hoy son candidatos, sabrán aliarse con su pueblo y juntos actuarán como un equipo democrático de constituyentistas. Que unidos cumplirán con grandeza las importantes tareas que la Patria exige en esta época, tales como: restituir la paz, reimpulsar la economía y profundizar el poder popular.

Como chavista de a pie, y humildemente como doctor en Derecho Constitucional, concentraré mis esfuerzos en publicar propuestas para el objeto de la Constituyente: transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una Constitución. También dedicaré actividad exhaustiva a difundir la verdad venezolana a nivel internacional, por todos los medios posibles.

Ver video en Youtube: VladimirALa1 con Dr. Jesús Silva: Constituyente https://youtu.be/3dHrRfTC3Gw

Dicho todo esto, felizmente he decidido apoyar la Constituyente sin ser candidato y desde este bajo perfil ayudo más.